BENEFICIOS DEL VIDEO MARKETING

Los principales beneficios para los clientes son:

Es muy real: el vídeo es la manera de comunicación preferida por los clientes ya que no sólo pueden recibir mayor información sino que tienen la posibilidad de verla con sus propios ojos. Viendo un vídeo de presentación de un producto o un servicio, el cliente tiene mayores posibilidades de apreciar los beneficios del producto para, así, poder decidir si es lo que necesita. Desde el primer instante y de forma directa, obtendrá una información mucho más completa y amena que la que puede obtener ojeando tan sólo fotos y catálogos.

Es más cercano: aquellas páginas web en las que se ofrece un vídeo para dar la bienvenida a los posibles clientes generan una mayor sensación de cercanía en el usuario que aquellas otras páginas en las que sólo se ofrece texto o publicidad. A través de esta atención que se podría denominar casi personalizada, el cliente pue­de conocer la empresa antes de comprar el producto o servicio y así sentirse más cómodo y dispuesto a comenzar una relación comercial estable con la empresa.

Genera confianza: es un hecho comprobado que los clientes prefieren contratar un servicio o comprar un producto de alguien cuya voz han oído o que han visto en un vídeo, porque esto les proporciona un conocimiento intuitivo de la persona con la que se están relacionando.

Despierta más interés:  El 80% de los usuarios de Internet prefiere hacer clic en un vídeo antes que en otro tipo de enlace.

Entre los principales beneficios del vídeo marketing para la empresa están:

Ayuda a presentar la oferta: los vídeos ayudan a presentar productos tangibles de forma eficaz, pero también funcionan muy bien con productos o servicios intangibles.

Incrementa la duración de las visitas: al introducir el formato de vídeo en el sitio web, se puede comprobar cómo aumenta la media de tiempo que los usua­rios permanecen en la página de la empresa y, de esta manera, también aumenta la posibilidad de que emprendan la acción para contactar, para informarse o para adquirir algún servicio o producto.

• Convierte las visitas en clientes: se puede aumentar el ratio de conversión del sitio, puesto que con el vídeo se genera confianza y esto incentiva la venta.

Mejora el posicionamiento del sitio: los vídeos de YouTube pueden aparecer en la primera página de las búsquedas de Google y así generar más tráfico a la página Web de la empresa.

Humaniza la empresa: el vídeo facilita la relación con el público, además de per­mitir una comunicación más personalizada y «humana».

Es sencillo de manejar: es fácil y sencillo empezar a utilizar vídeo marketing, ya que no requiere de grandes inversiones, pues en la actualidad existen varias cámaras de vídeo muy económicas y de calidad. La mayoría de los ordenadores llevan una cámara de vídeo integrada que puede resultar suficiente para empezar a hacer las primeras prácticas con vídeo marketing. Asimismo, la mayoría de las cámaras digitales graban vídeos de buena calidad y, por tanto, las pymes pueden utilizar este medio sin grandes desembolsos.

Transmite transparencia y genera confianza: uno de los factores de éxito que más importancia está adquiriendo en los últimos años dentro del mundo del mar­keting digital es la transparencia. Los clientes están cada vez más alerta para que nadie los «engañe», y el vídeo es la mejor manera de ofrecer una comunicación directa y transparente; entre otras cosas, porque nadie puede copiar un vídeo en el cual hablamos nosotros mismos. Se pueden retocar los textos o fotos, incluso se pueden retocar las fotos con programas de diseño; pero el vídeo es un formato de comunicación mucho más personal y directo, que no se puede copiar ni alterar.

Fomenta la interactividad: se pueden utilizar vídeos para alentar a los clientes a expresar sus comentarios y compartir sus ideas o sugerencias.